Virtual Private Network por su traducción al inglés o VPN según las siglas por las que se conoce mundialmente, supone la posibilidad de comunicarse virtualmente como si el usuario estuviese en el mismo lugar. Vamos a hablar sobre esto más despacio. 

De forma habitual un usuario se comunica con la red a través de un modem o router que conecta sus dispositivos con el proveedor de servicios de internet por cable o wi-fi. De esta manera se puede crear una red local en la que tengamos varios terminales que compartan archivos sin necesidad de volver a pasar por la red. 

La conexión VPN crea una red local sin necesidad de que sus elementos estén conectados entre sí, solamente mediante internet. Consecuentemente no es preciso que todos se encuentren en el mismo lugar, sino que pueden estar a miles de kilómetros de distancia. 

Las conexiones establecidas bajo el servidor VPN están cifradas, por lo que, aunque el tráfico pase por el proveedor de internet, este no sabe a qué está accediendo el usuario. 

Para qué sirven las conexiones VPN 

Hay muchas situaciones para la cuales este tipo de servidores pueden resultar ventajosas: 

  • Trabajar fuera de la oficina Está claro que tras lo dicho más arriba la conectividad VPN donde tiene un gran uso es entre redes que no se encuentran físicamente interconectadas, como sucede en empresas con sucursales en muchos lugares del mundo o trabajadores que no están en ciertos momentos en las oficinas. 

    Gracias a VPN el trabajador puede acceder mediante un acceso cifrado que sería como si se encontrase físicamente in situ. 

  • Evitar censuras y bloqueos geográficos Cuando un usuario se conecta al servidor VPN, es este el que habla directamente con internet; si se encuentra en otro país, los servidores web creen que se está navegando en ese lugar por lo que se tiene acceso a los contenidos y webs de ese sitio saltándose las censuras que puedan existir donde se encuentre el usuario. 
  • La conexión VPN tiene un extra de seguridad Enviar información a través de una conexión VPN supone que tiene una protección extra gracias al cifrado para que quien pueda acceder a la misma no sea capaz de hacer nada. 

    Pero en cualquier caso, la confianza en el servidor VPN depende del proveedor, por lo tanto el usuario debe estar seguro de saber con quien contrata el servicio o podría estar vendiendo todo su ancho de banda a alguien que accedería al cifrado y utilizaría los datos de forma fraudulenta

. 

Ventajas de la conexión VPN 

Empresa de servidores VPN

Existen puntos muy positivos en este tipo de servidores: 

  1. Es de fácil funcionamiento ya que lo hace en todas las aplicaciones y se puede activar y desactivar de manera rápida por parte del usuario. 
  2. Gracias a la conexión cifrada ofrece una mayor seguridad en los accesos Wi-Fi. 
  3. Capacidad de evitar la censura o acceso a contenidos de cierta región al conseguir falsear la ubicación. 
  4. El proveedor de internet no sabrá qué contenidos ve el usuario, pero claro, la empresa que gestiona la conexión VPN, sí que lo hará. 

Pero también existen ciertos problemas que no se deben obviar: 

  1. Hay que pagar por una buena conexión VPN. Aunque existen algunas gratuitas, no ofrecen gran seguridad o son lentas. 
  2. La velocidad se puede resentir dependiendo del lugar en el que se encuentre el servidor VPN. 
  3. El usuario siempre debe estar vigilante en cuestiones de seguridad, como en otras cosas relativas a internet y contratar a un proveedor de VPN que sea de su entera confianza. 

Pero confiando en los profesionales que gestionan servicios VPN, pagando la cuota correspondiente, se obtienen las credenciales para iniciar sesión, disfrutar de la conexión y estar registrado en una empresa oficial, lo que facilita las cosas enormemente. 

Para cualquier tipo de consulta sobre soluciones informáticas, equipos, servidores, impresoras, etc. Aratecnia es una empresa con experiencia. Pregúntenos, estamos a su disposición.