disco duro 100 terabytes para 2025

Los discos duros o hard disks (HD) son aquellos que consisten en el sistema de almacenamiento de datos mediante la grabación de datos de una manera digital y no física. Por regla general, se encuentran dentro de los ordenadores, pero con el paso de los años se han generado a nivel externo que permiten visualizar en otros dispositivos su contenido.

¿Cuál es el futuro de los discos duros?

Hay algunos estudios que indican que en el año 2025 comenzarán a desarrollarse sistemas de almacenamiento de datos de unos 100 terabytes de capacidad. A pesar de ello, durante los próximos años va a hacer falta algunos aspectos de ámbito innovador que deben dar paso a este aumento de capacidad de almacenaje digital.

¿Sucumbirán ante el poder del almacenamiento de la nube?

La nube está eclipsado de forma gradual el almacenaje de datos con respecto los discos duros en modo local, las copias de respaldo o de seguridad, o las memorias sólidas SSD. Sin necesidad de ocupar memoria o dinero, Internet tiene una capacidad para almacenar todo lo que el usuario quiera son sólo un impedimento, el tiempo de carga. Algunos sistemas de almacenaje en la nube más utilizados son Google Drive o Dropbox.

¿Veremos reducido el tamaño de los discos duros?

El tamaño de los hard disks se verá reducido en función del triunfo de los sistemas de almacenamiento en la nube. Todo dependerá de la oferta y la demanda. Es cierto que la nube da muchas garantías, pero el hecho de que los discos duros sean un sistema físico da mayor tranquilidad a los usuarios. Los discos duros externos tienen grandes posibilidades de éxito para poder conectarlos, no sólo al ordenador, sino también a modernos televisores que dan la posibilidad hasta de ver vídeos 3D.

¿Qué pasa con los discos de memoria sólida?

Los discos de memoria sólida o SSD tienen grandes ventajas con respecto a otras formas de almacenaje como, por ejemplo, la velocidad y la resistencia de almacenaje. A pesar de ello, también tiene algunos inconvenientes como, por ejemplo, la escasa vida útil o el elevado precio que alcanzan con respecto a otros sistemas de almacenaje, como a gratuitas copias de respaldo.

Es a través de un proceso de consultoría informática donde el experto podrá valorar las necesidades de la empresa para la gestión de la información digital. Habrá casos donde el soporte de datos y el almacenaje de copias de seguridad en la nube serán la solución perfecta. En otros, acaso teniendo en cuenta tipo de sector y legislación al respecto, la opción requerirá de servidores propios que actúen como salvaguarda de toda la información corporativa garantizando que los datos por su sensibilidad no queden comprometidos.