En estos tiempos de COVID-19 con el teletrabajo y otros cambios que se han producido a consecuencia de él, los piratas informáticos intentan aprovecharse de ello, atacando preferentemente a negocios que usan las nuevas tecnologías, sobre todo, mediante ransomware que constituyen un verdadero peligro para las empresas. 

Qué es un ransomware 

Se trata de una clase de malware que se introduce en el sistema de una empresa bloqueándolo para que, de esta manera, los ciberdelincuentes la extorsionen, pidiendo un rescate a cambio de liberar la información secuestrada. 

La consecuencia de esto puede llevar a la ruina del negocio y, lo peor, es que cada vez se producen más ataques de este tipo y resultan más difíciles de solucionar. 

Existen soluciones frente al ataque ransomware

Consecuencias del ataque producido por un ransomware 

Cualquier dispositivo es vulnerable frente a este tipo de ciberdelincuencia, por lo que la inseguridad en las empresas crece y más en las circunstancias sanitarias en las que nos encontramos con un coronavirus sin tratamiento y muchas personas con teletrabajo y conexiones remotas a sus equipos de la empresa. 

En principio lo peor que puede suceder es que el ransomware ataque cifrando todos los datos almacenados en el equipo, lo que conducirá a la pérdida de la información, salvo que se ceda a las exigencias de los ciberdelincuentes. 

Existen otros malwares que pueden ser eliminados con antivirus o mediante otras alternativas que no dependen del sistema operativo. 

En cualquier caso, la mejor medida que se puede tomar es la prevención e intentar evitar un ciberataque de este tipo. 

¿Existen soluciones frente al ataque de un ransomware? 

Existen aplicaciones que están basadas en la detección y prevención de ataques informáticos al equipo gracias al análisis de todos los procesos avisando de cualquier anomalía que se pueda producir antes de que sea demasiado tarde. 

Pero, si se produce la temida infección, es aconsejable hacer una copia del disco dañado para intentar recuperar los datos perdidos, caso de que al tratar de desencriptarlos del original resulten dañados. 

Desinfectar esta copia mediante un antivirus adecuado es el segundo paso, para que, en caso de que se puedan liberar los documentos guardados en ella, el ransomware no los vuelva a encriptar. 

En cualquier caso, como hemos dicho más arriba, lo mejor es la prevención, con auditorías periódicas para la detección y solución de las posibles vulnerabilidades y la realización de copias de seguridad de toda información sensible que exista en la empresa. 

La seguridad informática es uno de los estándares de calidad que tenemos en Aratecnia. Póngase en contacto con nosotros para mejorar los equipos de su empresa evitando ataques de malwares y demás virus informáticos.