Hoy en día todas las empresas tienen ordenadores y otros dispositivos para gestionar la producción, almacenar datos de clientes, proveedores, cuentas corrientes, etc. Esto es genial, pero tiene su precio y es que todo depende de ellos y cualquier fallo puede ser nefasto. La optimización de equipos informáticos es la solución. 

Cuando se adquiere un ordenador de sobremesa o portátil hay que pensar que, como en cualquier máquina, es preciso un adecuado mantenimiento, de lo contrario la vida del dispositivo será más corta, funcionará peor y el dinero invertido en él, no repercutirá en beneficios empresariales. 

Optimizar la seguridad informática

Este razonamiento es válido para cualquier herramienta que se tenga y para móviles, tablets, impresoras, periféricos en general, a no ser que se prefiera comprar equipos cada poco tiempo. 

Llevar un mantenimiento informático es mucho más útil que tener que reparar cuando se produzca una avería. Comprar ordenadores nuevos no sale barato y es mejor tratar adecuadamente lo que se tiene hasta que sea preciso cambiarlo por algo de más prestaciones. 

La tecnología es necesaria y útil, pero también tiene sus problemas y, en este aspecto, los virus, la lentitud en el inicio de los equipos informáticos, apagones de pantalla, problemas con la impresora, etc. aparecen si no se realizan actualizaciones periódicas, limpieza de equipos, gestión de seguridad, optimización hardware y software, y otras tareas de importancia. 

Optimización de ordenadores en la empresa 

Vayamos por partes, como dijo algún carnicero de película: 

Optimizar el hardware 

Reparar aquellos ordenadores que no funcionan, limpiar el equipo por dentro, mejorar el ancho de banda, configurar apropiadamente los routers, mirar las impresoras y ver que no existen pequeños papeles atascados que dificulten su rendimiento, revisar el tóner para evitar problemas en la impresión, etc. Son tareas necesarias para el buen funcionamiento de los equipos. 

Optimizar software 

Los programas que no se usen hay que eliminarlos para que el ordenador vaya más deprisa y se mejore el rendimiento del disco duro, actualizar programas que se utilizan, pero con versiones obsoletas, instalar aplicaciones que son necesarias, optimizar el inicio de la sesión y muchas otras tareas necesarias para un buen funcionamiento. 

Optimizar la seguridad 

Tener siempre los antivirus y firewalls instalados y actualizados para proteger de posibles amenazas los equipos y la pérdida de la información de sus discos duros, tener copias de seguridad para no perder los archivos si hay problemas, formar a los empleados para que naveguen por internet de forma segura, todo ello es inexcusable si se pretende que los sistemas informáticos funcionen perfectamente. 

Revisar las redes informáticas 

Sirven para asegurarse de que los equipos funcionan correctamente y para no consumir más de lo estrictamente necesario, ayudando a ahorrar energía y costes empresariales. 

Reparar averías 

Si se produce un fallo es necesaria una respuesta rápida para que no suceda una catástrofe en la empresa. Es necesario que haya técnicos que solucionen problemas en el menor tiempo posible. 

Comprobar servidores 

Optimizar el rendimiento del servidor de archivos, servidores DNS y configuración de red para que la calidad de la navegación sea perfecta… 

Todas estas funciones y otras que también afectan a los ordenadores de empresa son necesarias y hay que realizarlas periódicamente por técnicos informáticos que dominen todos los aspectos del mantenimiento de equipos de empresa. 

Si hablamos de PYMES, lo más normal es que los recursos se empleen para trabajar en aquello para lo cual está diseñado el negocio y conseguir éxitos financieros para seguir adelante. 

Un mantenimiento de los ordenadores de la empresa exige la presencia de un técnico que sepa lo que se hace; no vale el “cuñado que sabe de ordenadores” (no suele valer nunca); se requiere preparación y experiencia para hacer frente a las eventualidades y procesos que hay que llevar a cabo. 

Externalización del mantenimiento de ordenadores de empresa 

Externalizar el servicio de mantenimiento informático puede parecer un gasto por pagar a alguien ajeno a la empresa para esta labor. 

Pero mantener a alguien de ese perfil en la propia compañía, supone pagar un sueldo más con los gastos que se derivan y no siempre se pueden comprar dispositivos cuando se estropean. 

Si se contrata una empresa de mantenimiento informático, solo hay que pagar por sus servicios cuando sean precisos. 

Son personas que se preocupan por los equipos y los reparan en caso de ser necesario, lo que suele ser menos costoso que estar adquiriendo ordenadores cada vez que se produzca una avería. 

Los ordenadores de empresa bien configurados y revisados periódicamente suponen mayor rapidez en el trabajo, garantía de que los procesos se van a realizar de la mejor manera y, en definitiva, una ventaja frente a competidores en al ámbito empresarial. 

La empresa de mantenimiento informático Aratecnia tiene profesionales con años de experiencia para procurar servicios con la tranquilidad de ser mejor equipo. Contacte con nosotros y le daremos soluciones.