Muy atrás quedaron los tiempos en los que las empresas realizaban su labor, sin importar el sector en el que se especializaran, desde únicamente una oficina. El teletrabajo ha llegado a ser una de las novedades más significativas en el entorno empresarial de los últimos años, contando con presencia en todo tipo de sectores que se benefician mucho de sus distintas posibilidades.

teletrabajo

Uno de los puntos clave a la hora de entender el teletrabajo es el progreso de las comunicaciones, que permite a los empleados y directivos tener acceso a todo lo que tienen en su oficina con un simple ordenador o dispositivo móvil. Ya no es necesario estar en la oficina para poder realizar un trabajo completo y de calidad. La oficina, debido a la utilización del open data en las empresas de ahora, está siempre con cada uno de los trabajadores.

Para ello las empresas tienen que estar preparadas con una infraestructura propia que les permita dar respuesta, de forma segura y privada, a todas las necesidades de la utilización actual de los servicios y sistemas que se vinculan al trabajo a distancia desde dispositivos tecnológicos. El cloud computing, por ejemplo, es un concepto que las empresas de hoy deben tener asimilado y contar con una presencia importante en la misma a fin de poder dar respuesta a cualquier necesidad con la que se encuentren.

La opción más versátil para acceder a sus datos

Para hacer realidad el teletrabajo hay dos grandes factores que se tienen que tener en cuenta. Todo consiste principalmente en crear una conexión entre el empleado o miembro de una empresa, quien va a realizar el trabajo a distancia, y la propia empresa en cuestión. Si el teletrabajador tiene acceso a los datos, archivos y distintos factores de su compañía, el proceso será sencillo y seguro. Para ello hay que contar con un servidor en la nube, el espacio que sirve como puente entre los dos factores que se utilizan en este proceso. En él se introducen todos los archivos y elementos que puedan ser requeridos a distancia, siempre con la seguridad de disponer de una infraestructura propia de cloud computing.

No importa qué tipo de dispositivo se esté utilizando para acceder a este Open Data que proporcionan las empresas a sus empleados. Ya sean ordenadores, portátiles, Smartphone o tabletas, todas las herramientas resultan válidas. Solo hay que conectar al servidor en la nube y allí trabajar con los archivos en vivo, siempre teniendo en cuenta la facilidad de uso de no tener que disponer de ningún tipo de documento en las manos. Esto aumenta la seguridad y proporciona a las empresas unos niveles de rendimiento que no podrían ser posibles de ningún otro modo. Es la solución a la necesidad de acceder a los datos con toda la comodidad y facilidad del sector tecnológico actual aplicado a las empresas.