Hay personas que piensan que al navegar en modo incógnito actúan con privacidad, pero la cosa no es así y parte de la actividad se puede rastrear. Esto es importante en el mundo de la empresa especialmente para evitar que se produzcan brechas de seguridad al entrar en sitios potencialmente peligrosos. 

Digamos que la navegación en modo incógnito es privada en el sentido de que lo que se consigue al cerrar Google Chrome, Firefox, Edge o Safari es que no aparezcan las cookies ni el historial de las webs que se han visitado, ni las contraseñas ni otros datos locales de la sesión. 

Aspectos de la navegación en modo incógnito

Pero no sirve para ocultarla a la empresa en la que se trabaja, al proveedor de servicios de internet, ni a esas mismas webs visitadas. 

A pesar de todo esto, el modo incógnito resulta muy útil cuando la conexión con internet se realiza a través de un ordenador ajeno o público de manera que las contraseñas y demás datos que se utilizan para iniciar sesión, en el e-mail o en las redes sociales se eliminarán al acabar esa sesión. 

Lo que es necesario saber sobre esta cuestión, es que esta forma de navegar es solamente local y eso significa que únicamente no pueden acceder a la información quienes utilicen el equipo además del mismo usuario. 

Aspectos de la navegación modo incógnito 

Pero las webs visitadas, el proveedor de internet o el administrador de la red de una empresa pueden acceder a toda la actividad desarrollada en modo incógnito. 

Las cookies de las páginas visitadas no serán visibles habitualmente, pero cabe que algunas de ellas queden almacenadas en plugins como Flash y entonces no se borrarán al final de la sesión. 

Otra forma de identificar al usuario es por su dirección de IP (la del ordenador utilizado) y también se puede monitorizar la sesión si esta se abre en un ordenador de empresa por parte de su administrador informático. 

Más cosas a tener en cuenta es que, por ejemplo, si se habilitan complementos y extensiones del navegador puede pasar que determinados registros queden almacenados. 

De todo esto se puede deducir que la privacidad en internet hay que buscarla por medios más concluyentes, utilizando algunas herramientas como Tor y, sobre todo, usando una red VPN con lo que se conseguirá que los datos de navegación de las sesiones en la red no acaben asociados a la identidad real del usuario. 

En Aratecnia somos expertos en sistemas informáticos; instalamos redes VPN para su seguridad y otras soluciones informáticas que mejoran el rendimiento de su empresa. Contacte con nosotros y le ayudaremos.