mejorar conexión Wifi

Muchas veces nos damos cuenta de que nuestra conexión de red inalámbrica Wifi no funciona como debería. Uno de los motivos principales puede ser la falta de señal. Existen algunos elementos que interfieren en ella provocando su disminución.

En este artículo te vamos a mostrar algunos de ellos y como poder evitarlos.

Elementos que pueden afectar a mi red inalámbrica

  • Lugar inadecuado del router
    Es posible que el router se encuentre en una zona donde no pueda desplegar su señal. Quizá la orientación de la señal no es la adecuada. Lo mejor es colocarlo en un sitio céntrico de la casa; la idea es que cualquier ordenador que esté en cualquier parte de nuestro hogar pueda tener acceso inalambrico a Internet.
  • Paredes
    Las ondas Wifi no pueden atravesar paredes muy gruesas o materiales aislantes de la señal de acceso inalámbrico. Si todavía no conocemos la causa de porque la señal nos llega de forma tan débil, es bastante probable que haya algún elemento estructural por medio que impida que nos llegue con la calidad correcta.
  • Error del servidor
    Muchas veces, cuando intentamos hacer una conexión a servidores y no funcionan, tendemos a echarle la culpa a internet, aunque realmente puede ser culpa de la propia página. Lo mejor, antes de realizar cualquier valoración, es probar varias páginas a ver si el problema persiste.

Conexión y redes Wifi

La conexión a servidores no siempre funciona como debería por lo que es interesante comprobarlo antes de pasar a otros factores.

  • Ondas externas
    Pero también hay otro tipo de ondas (teléfono inalámbrico, vigila bebés, microondas, radio) que pueden disminuir la señal de nuestro acceso inalambrico. Contra esto no podemos hacer mucha cosa, simplemente saber que, cuando están activos, podemos perder algo de calidad de señal.

Y estos son los factores principales que nos pueden hacer perder la conexión Wifi. Es importante tenerlos controlados para descartar cualquier otro problema de la red cableada.


En Aratecnia somos expertos en estructuras de red y servidores informáticos. Además dependiendo de las necesidades del cliente podemos optar por servidores físicos o virtuales. La conexión a través de la red sea por cable o mediante Wifi es fundamental. Para ello hay que establecer perfectamente las dimensiones de la estructura de red evitando problemas de derivados de “embudos” o deficiente comunicación.