Alarga la vida y es un ahorro económico tener hardware y software sanos.

Tanto en casa como en las empresas los equipos informáticos deben tener un mantenimiento perfecto para un rendimiento pleno. Los profesionales de la informática pueden ayudar a mejorar estas prestaciones.

Un mantenimiento de los sistemas informáticos debe tener en cuenta que los equipos tienen que ser operativos el tiempo necesario, funcionar eficazmente y con la mayor seguridad tanto para las personas que trabajan con ellos como en su interior, guardando la información que tienen. Es decir, que el mantenimiento de equipos informáticos debe tener en cuenta dos parámetros: Hardware y Software.

Los sistemas informáticos usan ordenadores en los que se almacenan información,  imágenes, vídeos y están a disposición de personas autorizadas a acceder a todo esto y a futuros usuarios que, a su vez, deberán ser  facultados para manejar algún tipo de datos o todo lo que se encuentra en la memoria de estos equipos.

A la información almacenada acceden las personas, mediante procedimientos que deben estar regulados para que se haga un buen uso de aquella, mediante los equipos, que son los dispositivos que guardan esos datos y que deben tener un mantenimiento informático perfecto para que su funcionamiento sea correcto.

Mantenimiento del Hardware

Cuando se habla de hardware, se consideran los equipos y periféricos.

Cuando falla algo es por averías, que tienen sus raíces en golpes o desgaste de los materiales.

Si esto sucede en una empresa, se produce la inutilización de un equipo con la consiguiente pérdida de trabajo de alguien, o puede ser peor, quizás suceda un problema económico e incluso de imagen de la empresa, dependiendo de si afecta a la información contenida en el ordenador.

Un mantenimiento de hardware adecuado incluye:

  • Limpieza de equipos.
  • Control de funcionamiento en el trabajo.
  • Reemplazar piezas que no se encuentren en buen estado.

Mantenimiento de equipos informáticos

Mantenimiento de Software

Instalar software, programas, aplicaciones, etc. a equipos informáticos, dispositivos móviles… supone una tarea importante que puede afectar al funcionamiento de ellos, produciendo, en algunos casos, determinados errores que pueden ser:

  1. Software no autorizados.
  2. Incompatibilidades de aplicaciones con hardware o sistemas operativos.
  3. Problemas con licencias de software.
  4. Virus que afectan a softwares.

Para combatir estos problemas, se realizan tareas de mantenimiento.

  • Limpieza de archivos y programas.
  • Mantenimiento de datos e información que se encuentra en los equipos.
  • Configurar el sistema operativo.
  • Instalar o revisar seguridad en los equipos (firewall, etc.)

Es preciso documentar el mantenimiento de los sistemas informáticos para que todo quede registrado y las personas que acceden a los equipos sepan, en cada momento, cómo se encuentran y cuál es su funcionamiento. No se puede caer en la posibilidad de que no exista la información suficiente y a la hora de acceder al equipo el usuario no sepa determinadas instrucciones por falta de documentación.

Tipos de mantenimiento de equipos informáticos

Dentro de las tareas que se realizan para que los equipos funcionen de forma correcta caben 3 tipos de mantenimiento:

  • Mantenimiento predictivo: En este lo importante es detectar el fallo antes de que se produzca, para corregirlo sin detener el equipo, así no se perjudica el servicio.

          Se usan aparatos de diagnóstico para comprobar el estado de los componentes sin parar el equipo.

  • Mantenimiento preventivo: Se aplican técnicas de mantenimiento de sistemas para minimizar el riesgo de fallo, asegurando su correcto funcionamiento durante el mayor tiempo posible.

    Las empresas usan este tipo de mantenimiento a menudo, lo llaman Plan de Mantenimiento Preventivo y en él establecen medidas para llevar a cabo con las piezas del sistema, los análisis que se realizarán y cada cuánto tiempo.

  • Mantenimiento correctivo: Es la reparación de componentes del equipo cuando están en mal estado o así lo aconseje el funcionamiento.
    • Corrección no planificada: Cuando existe una avería imprevista, la corrección debe ser rápida para evitar un aumento de costos e impedir más daños, que pueden afectar incluso a los operadores.
    • Corrección planificada: Se da en los casos en que ya se dispone de los recambios de los materiales, de tal manera que cuando se detiene el funcionamiento del equipo, el personal técnico efectúa la reparación de inmediato.

Para un Mantenimiento de Sistemas Informáticos, en Aratecnia nuestros técnicos le proporcionan un servicio rápido y personalizado. Visite nuestra web y póngase en contacto con nosotros.