Quick Response

Coges un libro y sale una rara etiqueta de forma cuadrada con una sucesión de puntos y unos cuadrados en tres de sus esquinas. Aunque se están empezando a popularizar, la inmensa mayoría de la población desconoce que es un código QR.

Código QR

Las letras QR son las iniciales de Quick Response. Esto quiere decir que los códigos QR son códigos de respuesta rápida. Lo que hacen es almacenar información en su interior para ofrecérnosla de forma rápida.

El procedimiento para descifrar un código QR es sencillo. Bastará con tener un lector de códigos QR en el teléfono móvil o en la Tablet. Tendremos que abrir la aplicación y pasar la cámara por el código QR. Será entonces cuando el mismo nos devuelva la información que tiene en su interior.

Usos comunes

En pleno siglo XXI, los códigos QR forman parte de la sociedad. Son múltiples las aplicaciones que tienen para facilitar la vida de las personas y numerosos los sectores en los que se puede aplicar:

  • Alimentación: Los códigos QR se emplean como sustitutivos de los códigos de barras. En los mismos, se puede informar además sobre las propiedades nutricionales del alimento envasado.
  • Literatura: Además de servir como código de barras al igual que en la alimentación, el usuario puede tener acceso a la sinopsis del libro y a contenidos complementarios exclusivos.
  • Educación: La interacción entre profesores y alumnos ganará gracias a los códigos QR. Pueden intercambiar archivos de descarga que facilitarán el aprendizaje.
  • Información en tiempo real: Los códigos QR pueden remitir a páginas web con información en tiempo real que se va actualizando. Es una aplicación útil para la consulta de resultados deportivos.

Los códigos QR suponen una gran posibilidad de acceso a información. El problema reside en que también puede generar problemas de seguridad en los dispositivos móviles que tienen contacto con ellos. Desde Aratecnia, ofrecemos un análisis integral de todos los dispositivos informáticos de su empresa para conocer los posibles riesgos del uso de códigos QR así como para la instalación de antivirus que minimicen las posibles consecuencias.