Las empresas emplean en la actualidad una variedad de tecnologías para reproducir texto e imágenes en papel. Una de estas tecnologías es la impresión térmica, que usa calor para imprimir en papel térmicamente sensible.

La principal diferencia entre una impresora térmica y una matricial es la clase de impresión. Las impresoras térmicas no emplean cartuchos de tinta sino papel termosensible

Funcionamiento de las impresoras térmicas

Las impresoras térmicas utilizan agujas calientes que dejan una impresión en el papel sensible.

Cuando el papel pasa sobre el cabezal de impresión térmica, las imágenes o texto se crean en negro y otros colores mediante el uso de variaciones de temperatura. Para imprimir, el papel se inserta entre el cabezal de impresión y el rodillo, y la impresora envía una corriente eléctrica al cabezal térmico para generar las imágenes y el texto. El papel termosensible reacciona y cambia de color al calentarse.

Las impresoras térmicas funcionan de dos maneras. Para los modelos más antiguos, el papel sensible al calor se utiliza colocando un rollo en un contenedor dentro de la máquina y el final del mismo se pega en una ranura que lleva el papel entre el cabezal de impresión y el rodillo. El calor que se ha acumulado en la máquina reacciona con el papel termosensible y los pigmentos transfieren la imagen a la lámina.

Para las máquinas más nuevas, los cartuchos de cinta se colocan en la impresora. Hay un material ceroso dentro de los cartuchos. Cuando la impresora está en uso, el papel se introduce a través de la ranura entre el cabezal de impresión y el rodillo. El calor hace que la sustancia se adhiera al papel.

Impresoras térmicas y matriciales

Al no consumir tinta, las impresoras térmicas son muy económicas, aunque la desventaja es que el texto impreso dura muy poco tiempo en el papel. Las impresoras térmicas son las típicas impresoras de tickets o de TPV que se encuentran en la gran mayoría de comercios, restaurantes, tiendas, etc

Las ventajas y desventajas de las impresoras térmicas

En comparación con la impresora de matriz de puntos, las ventajas y desventajas de las impresoras térmicas son las siguientes:

  • Alta velocidad de impresión
  • Bajo nivel de ruido
  • Impresión clara
  • Fácil funcionamiento.

La impresora térmica no puede imprimir directamente el papel doble, y además los documentos impresos no se pueden guardar permanentemente; Incluso el mejor papel térmico que se utiliza, se guarda solamente diez años. Y la impresora de la matriz de punto puede imprimir doble, y si el usuario utiliza buena cinta, los documentos impresos se pueden guardar durante mucho tiempo. La impresora de matriz de puntos imprime con lentitud, ruido, impresiones en bruto, y es necesario cambiar frecuentemente la cinta. Si el usuario necesita imprimir una  factura, se recomienda utilizar una impresora de matriz de puntos y para otros documentos, se recomienda utilizar una impresora térmica.

Sea impresora térmica o matricial, puede darle problemas. Para solucionar una posible incidencia, puede consultar con Aratecnia si su impresora térmica empieza a fallar. Podemos desplazarnos y realizar la reparación de impresoras térmicas en su propia oficina.