Hoy en día los hackers tienen un caldo de cultivo muy interesante en intentar encontrar las vulnerabilidades de las VPN, teniendo en cuenta que muchas empresas están teletrabajando debido a la pandemia del coronavirus. 

Cómo funciona una VPN

Una VPN protege la privacidad de los datos evitando la que se alteren los mensajes que se emiten a través de la red. 

Una VPN utiliza la técnica de cifrado para que la transmisión que se realiza sea ilegible para quienes puedan interceptarlos en la red, logrando mantener la actividad de forma confidencial, mediante ciertos algoritmos encriptados. 

Se trata de establecer conexiones seguras a través de un proveedor de servicios de internet, con un servidor VPN que utiliza un software para que las webs, información, imágenes, etc se transmitan con garantías. 

Es una herramienta muy útil si los profesionales de las empresas deben trabajar desde casa. 

Cómo funciona una VPN

Los ciberdelincuentes intentan hackear las VPN 

Las empresas han tenido que tomar decisiones rápidas para intentar seguir con sus actividades laborales, después del decreto de confinamiento para minimizar daños económicos y seguir, en la medida de lo posible, con su actividad. 

Pero lo cierto es que los piratas informáticos no cesan en su empeño de encontrar vulnerabilidades en las conexiones VPN para realizar ataques a las aplicaciones que se usan en las empresas y tener acceso a información que puede ser vital. 

Así los ciberdelincuentes intentan encontrar fallos en la seguridad para el robo de datos con los que, después, puedan extorsionar a pequeñas y grandes empresas. 

Evita ataques con una conexión VPN 

Con el coronavirus y la posibilidad de que los equipos usados en casa (o en las conexiones en remoto) puedan sufrir ataques, los negocios se han puesto las pilas. 

Gracias a la VPN el trabajador puede acceder al equipo que está en la empresa y usar la información almacenada en su interior. 

La cuestión es elegir de forma adecuada la herramienta VPN que se va a usar en el periodo de teletrabajo y tener cuidado con las descargas que se van a hacer, por ejemplo, a través del correo: Es necesario comprobar que lo que se recibe es seguro. 

Otra de las precauciones indispensables es tener siempre las últimas actualizaciones, dado que los desarrolladores suelen lanzar parches de seguridad para evitar las posibles vulnerabilidades que aprovechan los piratas informáticos. 

Por supuesto, un buen antivirus y demás herramientas de seguridad que detecten malwares y otros ataques provocados por los ciberdelincuentes. 

En Aratecnia nos ocupamos de cualquier cuestión relacionada con las nuevas tecnologías y la informática. Pónganos a prueba, seguro que no le defraudaremos.