Comprar un monitor para los ordenadores de la oficina es una decisión compleja. Hay que escoger los que hagan que los trabajadores estén más cómodos durante su jornada laboral.

Monitor para oficina

Los monitores 4K están cada vez más disponibles, pero todavía cuestan más que los monitores convencionales. Son los mejores para los profesionales gráficos que buscan un monitor que puede mostrar el más mínimo detalle.

Hay un montón de opciones a precios excelentes para encontrar un monitor para la oficina para el uso habitual diario. Encontrar un formato de pantalla ancha, 16:9 no es muy complicado. De hecho, estos tipos de monitores han reemplazado a los modelos cuadrados de 17 pulgadas. Su mayor anchura permite una visualización mucho más fácil de los lados de la página así como más columnas de hojas de cálculo más visibles a la vez, lo que requiere menos  desplazamiento o scroll.

Los precios siguen cayendo en las pantallas LCD, incluso para pantallas más grandes. Si todavía en tu oficina se utiliza un CRT, es el momento idóneo para una actualización. Los bajos precios de los paneles planos dejan poca justificación para la pervivencia de esa reliquia del siglo XX. Usan menos energía, ofrecen una resolución más alta e incluyen los últimos puertos para la conexión al ordenador. Si ya disponéis de un panel plano, buenas razonas para actualizar incluyen la conmutación a una pantalla más grande para más espacio en pantalla o a una pantalla ancha para ver vídeos. O puede que deseéis un monitor con altavoces o puertos USB

Para la mayoría de los usuarios, un LCD es la mejor opción. Varias son las ventajas de este tipo de monitores:

  • No tienen resplandor ni parpadeo.
  • Tienen una imagen más nítida.
  • Bajas emisiones electromagnéticas.
  • Menor consumo de energía.
  • Eficiencia del espacio.

Las pantallas panorámicas son ahora la norma y la mayoría de modelos son de 17 y 19 pulgadas. Tener más espacio en pantalla es siempre una buena prestación, por lo que recomendamos comprar la pantalla más grande que se pueda.

 

Tamaños de pantalla

La gran mayoría de los monitores en el mercado son de peso ligero y LCD de pantalla plana. Se ofrecen en una variedad de tamaños. Los monitores más pequeños en principio son suficientes para el trabajo de oficina

Un monitor de 17 pulgadas podría proporcionar suficiente espacio en pantalla. Algunos modelos de 20 pulgadas o de 19 pulgadas no cuestan mucho más.

Para el trabajo de hoja de cálculo o de edición fotográfica, un monitor de 19 a 20 pulgadas con una buena cantidad de espacio en pantalla tiene un precio razonable.

Monitor de oficina LCD

Características a examinar al comprar un monitor

 

Varias son las características que tenemos que tener en cuenta a la hora de comprar un monitor:

  • Resolución: Se refiere al número de elementos de imagen o píxeles que forman una imagen. Más píxeles significan un detalle más fino. Una pantalla LCD por lo general muestra su imagen más nítida cuando se estable su resolución original de 1440 x 900 para una pantalla de 19 pulgadas. Cuanto mayor sea la resolución, menor será el texto y las imágenes, lo que significa que más contenido puede caber en la pantalla. La resolución más alta es mejor para trabajar con fotografías y gráficos
  • Tiempo de respuesta: El tiempo de respuesta de la pantalla de un panel plano indica la rapidez con que la pantalla puede responder a las transiciones de imagen del vídeo.
  • Contraste: Es una medida de la diferencia entre el blanco más brillante y el negro más profundo. Una mayor relación de contraste puede producir imágenes más vivas.
  • Brillo: Un monitor brillante es importante si se trabaja en una habitación bien iluminada. La especificación se expresa como candelas por metro cuadrado o cd /m2. Cuanto más alto sea el número mejor. La mayoría de monitores también tienen controles de balance de color, ajuste de la geometría de la pantalla y funciones similares.
  • Conectores: Todos los monitores nuevos tienen puertos para las tarjetas de vídeo de gama alta para una imagen más nítida DVI (interfaz visual digital). No todos incluyen el necesario cable DVI, pero se puede comprar uno por 10 euros. Los puertos HDMI (interfaz multimedia de alta definición) son cada vez más frecuentes. El HDMI permite que vído y audio sean enviados por la misma línea. El DisplayPort es otro conector que empieza a aparecer en los monitores, proporciona la misma funcionalidad que HDMI, y está libre de derechos reales.
  • Pantalla táctil: Para que este tipo de pantalla pueda sernos útil, tenemos que atender a tres características que son el movimiento suave al deslizar; un suficiente cristal en el borde para sea más fácil deslizar desde el lado y su capacidad para mover el display en diferentes posiciones para una mayor comodidad y fácil alcance.
  • 3D: Esta característica se encuentra en unos pocos nuevos monitores y es mejor que tenga tecnología 3D activa, que por lo general trabaja mucho mejor en mantener el efecto ED en varios ángulos de visión.
  • Extras: Algunos monitores incluyen un micrófono, uno o más puertos USB, altavoces integrados o separados y HDMI para la visualización de la salida de un reproductor de blu-ray o videocámara. También hay monitores LCD con lectores de tarjetas de memoria y soporte para Ipod para visualizar imágenes o reproducir música a través del monitor. También es posible encontrar un sintonizador de tv incorporado.

Desde Aratecnia, le ofrecemos a su empresa un servicio de mantenimiento informático integral. Actuamos como intermediarios entre usted y distintos proveedores tecnológicos para que sus instalaciones cuenten con las mejores soluciones en software y hardware. Póngase en contacto con nosotros y le informaremos.