La CPU es el cerebro de operaciones

En el mejor de los casos las especificaciones de un ordenador pueden ser una combinación desconcertante de acrónimos y números, pero vale la pena aprender algo sobre ellos: conocer las especificaciones te ayudarán a elegir un ordenador nuevo, solucionar problemas de tu ordenador viejo y comprender más sobre la relación entre las especificaciones y la experiencia que estás teniendo.

El objetivo principal  de este artículo es ayudarte a entender las especificaciones siguientes en ordenadores de sobremesa y portátiles, para darte una idea de la diferencia que producen en el rendimiento.

Definición de CPU

La unidad central de procesamiento, o CPU, o procesador, es el cerebro de las operaciones: se encarga de todos los cálculos que mantienen tu ordenador funcionando. La CPU dentro de tu máquina es el principal (pero no el único) contribuyente a su velocidad y rendimiento general.

CPU o unidad de procesamiento

Las CPUs tienen un cierto número de núcleos, mini unidades de computación que son efectivamente CPUs por derecho propio: permiten que tu computador trabaje en múltiples tareas al mismo tiempo, por lo que cuanto más núcleos mejor. Además de esto, cada núcleo tiene una velocidad de reloj, una medida de lo rápido que puede llegar al momento cumbre, por lo general se mide en gigahertzios (GHz).

Comparar el rendimiento de las CPUs basadas en el número de núcleo y las velocidades de reloj es notoriamente difícil. Esto se debe a que existen múltiples factores, la mayoría relacionados con la microarquitectura de las CPU. La microarquitectura es básicamente la forma en que los núcleos y los otros bits de una CPU se empaquetan juntos.

Los dos grandes fabricantes de CPU de computadora, Intel y AMD, tienen sus propios diseños de microarquitectura. Cuando veas referencias a Intel Skylake, Intel Kaby Lake, o AMD Zen (en chips Ryzen), se refieren a esto, y  la más reciente es siempre mejor ya que las microarquitecturas sucesivas permiten que la CPU funcione más rápido y eficientemente (y use menos energía ).

Intel y AMD también aplican sus propias etiquetas (i3, i5 e i7 en el caso de Intel) para indicar el rendimiento relativo dentro de una familia de microarquitectura. Es una útil referencia abreviada a la potencia que puedes esperar, con las CPUs i7 lo mejor de Intel. En el caso de AMD, estás hablando de Ryzen 3, Ryzen 5 y Ryzen 7 de gama alta.

Si deseas tener los mejores procesadores, tienes que prestar atención a lo que Intel llama hyper-threading y lo que AMD llama simultáneas multi-threading. Estas tecnologías efectivamente duplican el número de núcleos (prácticamente, no físicamente) por lo que tiene un rendimiento significativamente mejorado para aplicaciones exigentes como la edición de vídeo o el software de CAD.

A menos que estés construyendo tu propio PC desde cero, eso es probablemente todo lo que necesitas saber al mirar los listados del sistema, pero las CPUs tienen muchas otras especificaciones, incluyendo la cantidad de caché de memoria de alta velocidad y las capacidades adicionales de procesamiento de gráficos que están a bordo. Si su CPU tiene suficientes gráficos integrados, no necesitas una tarjeta o chipset separado.