Diferentes opciones para compartir datos

Cada vez son más los usuarios que optan por almacenar toda su información en la nube. Con el paso del tiempo hemos visto como esta tendencia se traslada a las empresas que buscan toda la seguridad, la comodidad y la capacidad que solo las compañías líderes del sector pueden ofrecer.

seguridad en la nube

Dropbox, Sharefile, Carbonite, Amazon, Mega o Google, entre muchas otras, ofrecen diferentes opciones de servicio según sus necesidades. Destaca la oferta de incluir varios usuarios (trabajadores de la empresa) en una misma cuenta para agilizar las gestiones de la firma. Cada usuario tiene unos parámetros regulados y unas restricciones para acceder a los datos almacenados.

Las nuevas tecnologías permiten además compartir datos a tiempo real o incluso trabajar sobre un mismo archivo en varios ordenadores a la vez. No hay que olvidar los servicios de sincronización de dispositivos (para poder trabajar desde el móvil) o el soporte para resolver todo tipo de incidencias en el mismo momento.

Seguridad en la nube

Hoy en día las compañías ofrecen un gran servicio de almacenaje estático en donde los datos más sensibles son tratados con las más altas medidas de seguridad. El usuario puede almacenar esta copia de seguridad de su información y destruirla cuando quiera. Está opción no está diseñada para compartir y centra todos los esfuerzos en la seguridad.

Si queremos dar un paso más allá en la seguridad de nuestros archivos debemos seguir una serie de consejos:

  • Es importante revisar el acuerdo que aceptas al contratar los servicios de una compañía. Lee la letra pequeña para evitar futuras sorpresas.
  • Presta especial atención a la contraseña. Escoge una palabra al azar y añade números o símbolos pero nunca ningún dato que esté relacionado contigo.
  • Antes de subir un archivo a la nube utiliza un software de cifrado para proteger aún más tus archivos. Es más laborioso pero muy eficaz. Cualquier persona que quiera conocer el contenido del archivo necesitará una clave.
  • Invierte un poco más de dinero y busca un servicio de nube encriptado. Aumentarás aún más la seguridad de tus documentos.