Iones de litio, tiempo de recarga… Los conceptos son importantes y debes saberlos

¿Qué pensamos a la hora de comprar un teléfono móvil? ¿Dónde debemos situar nuestra confianza a la hora de comprar nuestros equipos informáticos? ¿Son las baterías algo importante? Vamos a ver algunos conceptos fundamentales.

Lo que más nos importa a la hora de comprar un dispositivo móvil, al margen de marcas, es su tiempo de usabilidad, cuánto podremos disfrutar de autonomía hasta que su batería deje de funcionar.

Esto se puede aplicar a otros entornos informáticos, hablando de equipos utilizados para distintos usos  dentro de una LAN, red u otro tipo de funciones.

En cuanto a las baterías, la tecnología está siendo muy rápida para que el usuario disponga de los mejores medios para actuar con sus dispositivos, durante más tiempo, en el menor intervalo posible. De tal manera que actualmente a las antiguas de níquel o cadmio, se han impuesto las de litio, que almacenan más carga y ya existe una evolución con las baterías de polímeros de litio

Ya sabemos que gracias al litio se eliminó el efecto memoria de las baterías, motivado por los cristales que se encontraban en las mismas, cuando se cargaban antes de estar completamente descargadas.

La evolución está llegando con las baterías de polímeros de litio, las cuales son más pequeñas y almacenan la misma energía con mayor flexibilidad. Por el contrario es preciso decir que son más inflamables, aunque parece que esta va a ser la tecnología que desplace al ion de litio.

Se trata de baterías de grafeno que, de momento, son prototipos. Pero está claro que en el futuro habrá nuevas fuentes de energía más evolucionadas, pequeñas y eficaces…veremos en cuánto tiempo.

Baterías para smartphone

Cuánto tiempo cuesta cargar un móvil

En general los cargadores de los smartphones suelen ser de 1,5 amperios, aunque actualmente se van imponiendo los de más calidad de 2,1 amperios; en el tiempo de carga influye la cantidad de energía que es capaz de aceptar el móvil. Por lo tanto se puede decir que en la velocidad de carga no solo influye el tipo de cargador. Incluso un cable de baja calidad hace que el proceso se ralentice.

En el mercado actualmente existen procedimientos de cargas rápidas, por los que se puede conseguir una recarga parcial o total del Smartphone.  En este sentido va el trabajo de ciertos fabricantes para mejorar este tipo de sistemas.

En los casos de carga normal de un móvil los cargadores llevan al teléfono 5 voltios. Con la carga rápida existen sistemas de 9 y 12 voltios, por lo que el tiempo se reduce.

Las medidas de seguridad en estos casos son importantes para evitar daños en las baterías de los móviles. Lo que se hace es cargar una parte de energía del teléfono rápidamente y después, hasta el 100 %, se reduce la velocidad, controlándola el procesador del teléfono, evitando el estrés que podría sufrir su batería.

Carga inalámbrica de teléfonos móviles

Es un sistema de carga por contacto, en el que el cargador dispone de una bobina de inducción que crea un campo electromagnético, en el que el móvil, cuando entra en contacto con él usa su bobina para recibir energía del cargador.

Es el tipo de carga más lento, pero como ventaja está que el puerto USB del móvil no sufre, mejorando la estanqueidad del teléfono.

El sistema necesita que el smartphone tenga bobina en el interior por lo que no existe compatibilidad en todos los modelos, de ahí que esta forma de carga no se haya impuesto totalmente.

Aratecnia es especialista en procurar que las empresas puedan acceder a sus datos desde cualquier localización mediante una gran variedad de soportes. Póngase en contacto con nosotros.