El trabajo con ordenadores es un tipo de empleo sedentario que requiere de unas determinadas prácticas para que la productividad no se vea afectada debido a esto. Es fundamental para la empresa y el profesional observar ciertos tips. 

Los equipos informáticos permites aumental la productividad

El entorno del trabajo con ordenadores

Es necesario tener una mesa y escritorio limpios y ordenados sin objetos que puedan molestar o interferir en la concentración. 

Usar una silla ergonómica para estar sentado frente a la pantalla, así como tener la postura más adecuada, evitan dolores en la espalda, muñecas y brazos que son debidos a malos hábitos en la posición frente al ordenador. 

Es preciso cuidar la luz en el puesto de trabajo; la luz natural es la mejor fuente lumínica, pero se debe acompañar de unos adecuados intensidad y brillo de la pantalla para no cansar la vista más de lo necesario. 

Desviar los ojos del equipo, levantarse de la silla periódicamente, estirar las piernas ayuda a que la productividad en el trabajo con ordenadores no se vea afectada, incluso se pueden hacer ciertos movimientos relajantes. 

Dominar el teclado 

Para escribir con el teclado del ordenador lo mejor es no bajar la vista de la pantalla con el objeto de mirar las teclas. 

Escribir sin ver el teclado es una habilidad que se aprende y existen unas aplicaciones que enseñan a ello, con lo que se optimiza el trabajo frente a los equipos informáticos, como, por ejemplo, 10 FastFingers, cuya instalación no es necesaria. 

Conocer los atajos de teclado, usos y opciones es una manera de ahorrar tiempo y mejorar el rendimiento laboral. 

Organizar tiempos de descanso 

Es importante hacer paradas cortas cada cierto tiempo para evitar el excesivo cansancio, sobre todo, de los ojos. Aplicar la regla de 20x20x20 (cada 20 minutos separar la vista de la pantalla, mirar un objeto que se encuentre a 20 pies – unos 6 metros – durante 20 segundos, procurando parpadear y, si es preciso, usar algún colirio). 

También hay que fijar la hora del café de media mañana, el tiempo de almuerzo… Es conveniente hacer esos descansos para que la actividad diaria no se vea afectada. 

Existen técnicas para programar los minutos de descanso, como la Pomodoro que resultan muy útiles. 

Planificar la jornada laboral 

Antes de comenzar la actividad, se debe elaborar una lista de tareas que realizar durante el día. Luego se le asignan tiempos a cada trabajo, de esta forma nada queda a la improvisación que puede generar retrasos en las funciones que se deben llevar a cabo. 

No estar pendiente de la bandeja de correo electrónico 

Es mejor mirar el mail a primera hora de la mañana y después cerrar la bandeja para evitar las continuas interrupciones que se producen al notificar la llegada de nuevos correos.  

En todo caso, si hay que volver a ello, lo mejor es planificar los momentos, salvo que el trabajador se dedique exclusivamente a esto. 

Olvidarse de las redes sociales 

Durante el horario de oficina no se debe estar pendiente de lo que se publica porque es tiempo de dedicación a las tareas propias de la empresa; es mejor dejarlo para los momentos de descanso. 

Precaución con la música a través de los cascos 

Lo que se escucha mientras se trabaja con los cascos puestos puede influir en la productividad laboral. Una música con letra y ritmo conocidos puede hacer que se esté excesivamente pendiente de ella. 

Existen páginas en internet que llevan sonidos o música ambiental que ayudan en la concentración. 

Cuidar las conversaciones con los compañeros de trabajo 

Tener un buen ambiente laboral es ideal para que la empresa funcione, pero, aunque exista más afinidad entre unos u otros, las pausas para hablar y contar historias deben ser reservadas para los descansos. 

Los comentarios por supuesto son necesarios, pero lo normal es estar pendiente de la pantalla del ordenador y tener reuniones sobre aspectos laborales. 

Para optimizar la productividad en el trabajo Aratecnia tiene los mejores equipos informáticos para la empresa. Póngase en contacto con nosotros para instalar la mejor tecnología en su negocio.