Las tarjetas RFID son cada vez más usadas en el mundo empresarial, sobre todo como tarjetas de control de acceso por radiofrecuencia. Se trata con ellas de que no accedan personas no autorizadas a las instalaciones y de agilizar la entrada y salida de trabajadores y clientes.

Tarjetas RFID

RFID es sinónimo de identificación por radiofrecuencia. Este sistema utiliza ondas de radio para leer, transmitir y capturar información almacenada en una etiqueta que está adjunta a un objeto.

Lo bueno del sistema RFID es que la etiqueta se puede leer de forma inalámbrica desde varios centímetros de distancia. También es multidireccional, lo que significa que la etiqueta no tiene que estar directamente dentro de la línea de visión del lector para ser leída.

Con los avances actuales en la tecnología RFID, las etiquetas son más pequeñas y su producción es más barata. Más aún, las etiquetas RFID pasivas tampoco requieren fuente de energía interna para funcionar.

Esta es la razón por la que las etiquetas RFID se usan ampliamente y se pueden encontrar prácticamente en todas partes.

La tecnología RFID

Un sistema RFID básico consta de solo dos componentes: una etiqueta y un lector.

La etiqueta tiene dos partes: un microchip que almacena y procesa la información y una antena que recibe y transmite la señal de radio.

La etiqueta RFID pasiva promedio solo puede almacenar un KB de información. Esto es suficiente para almacenar información confidencial como su nombre, detalles de la tarjeta de crédito, número de Seguridad Social, dirección, etc.

El lector, por otro lado, tiene un transmisor / receptor de radio de dos vías (conocido como interrogador) que envía una señal para comunicarse con una etiqueta cercana. La etiqueta responderá con la información escrita en su chip de almacenamiento.

Tipos de etiquetas RFID

Los tres tipos de etiquetas RFID en uso en este momento son:

  • Etiqueta pasiva: este tipo de etiqueta RFID es la más popular, ya que no requiere una fuente de alimentación interna. Esta etiqueta se basa en la energía de las ondas de radio del lector. Dado que las etiquetas pasivas son más baratas de producir, están destinadas a ser desechables.
  • Etiqueta activa: esta etiqueta RFID tiene una pequeña batería integrada para transmitir sus datos a intervalos establecidos. Son más caras de producir y están diseñadas para objetos que deben leerse en distancias mayores.
  • Etiquetas semi-pasivas: al igual que las etiquetas activas, las etiquetas semi-pasivas también tienen baterías internas. Sin embargo, este tipo de etiqueta solo se activa cuando está cerca de un lector.

Usos del sistema RFID

Dado que la tecnología RFID es tan accesible, se usa para una variedad de funciones que incluyen:

  • Pagos sin contacto / tarjetas de pago
  • Seguimiento de mascotas
  • Tarjetas llave
  • Tarjetas de tiempo
  • Códigos de barras
  • Gestión de inventarios
  • Pasaportes
  • Seguimiento a personas
  • Preocupaciones de seguridad

En los últimos años, lo más probable es que hayas recibido tarjetas de crédito y débito equipadas con chip EMV más nuevas. Con estos tipos de tarjetas, simplemente hay que insertarlas en un lector de registro en lugar de deslizar.

Además de los chips EMV, algunas de estas tarjetas de crédito más nuevas también pueden tener etiquetas RFID integradas que se pueden usar para pagos sin contacto a través de NFC (Near Field Communication).

Con una tarjeta de crédito habilitada para RFID y un registro compatible con NFC, puede hacer pagos simplemente uniendo la tarjeta a un sistema de pago o simplemente colocándola cerca del sistema de pago.

Eso es conveniente, seguro, pero este sistema tiene su propia cuota de riesgos de seguridad.

Por ejemplo, los delincuentes pueden usar terminales de pago portátiles pirateados para leer la  información de tarjetas de pago compatibles con RFID cuando aún están en la cartera o bolso de la víctima.

Aunque están muy encriptados, los nuevos pasaportes electrónicos también tienen etiquetas RFID integradas que pueden ser susceptibles a las técnicas de skimming remoto.

Bloqueadores RFID

Si está preocupado por los ataques remotos, puede obtener billeteras, carteras e incluso ropa bloqueadas por RFID.

En pocas palabras, los bloqueadores de RFID tienen un blindaje incorporado que bloquea las ondas de radio en las que se basan las etiquetas RFID.

Tecnología RFID

Formatos de las tarjetas RFID

Los tipos de formatos más usuales son:

  • Tarjeta

Permite la personalización de la tarjeta con datos del cliente o trabajador (foto, nombre, datos personales) y de la empresa (logo, dirección, teléfono, redes sociales, sitio web)

  • Llavero

Dirigido, más bien, a un público más joven, está hecho de plástico más resistente al polvo y a la humedad. Puede ser adaptable al color de la imagen corporativa y gustos del cliente

  • Pulsera

Es el formato más indicado para centros deportivos, piscinas, centros de belleza, parques acuáticos o parques de atracciones

  • Brazalete
    Es el formato más actual, e incorpora el chip RFID de radiofrecuencia. Se puede sumergir y es resistente a los impactos.

Aratecnia es especialista en tarjetas RFID. Consúltenos