Almacenamiento de archivos compartidos en Red de área local

Antes del almacenamiento en NAS las empresas compartían sus archivos con los clientes gracias a mantener y configurar varios servidores. Esto ha cambiado.

Los NAS se pueden utilizar en la propia casa; en estos casos suelen ser para almacenar archivos multimedia y copias de seguridad de forma automatizada.

En los hogares inteligentes sirven para guardar la información del Internet de las Cosas (IoT), televisores inteligentes y sistemas de seguridad.

En las empresas, NAS permite que varios clientes en la red puedan tener acceso a los archivos de una organización, sin necesidad de que existan varios servidores. Cuando es preciso aumentar la capacidad de almacenamiento, los dispositivos NAS se dotan de discos más grandes o se agrupan en clústeres.

NAS se puede usar para copias de seguridad, archivar y recuperar en caso de pérdida de información o datos. También puede estar en modo servidor y funcionar como correo electrónico, base de datos o servidor de impresión. Incluso en casos de alta gama pueden soportar RAID (Redundant Array of Independent  Disks) que permite mayor seguridad en la información almacenada al redundarla y formar conjuntos de discos más fuertes.

Tipos de dispositivos NAS

Tenemos tres tipos de dispositivos NAS:

  • NAS empresarial o de alta gama: Utilizado por empresas que necesitan almacenar grandes cantidades de archivos multimedia, incluidos de máquinas virtuales. Con este almacenamiento el acceso es rápido y eficaz.
  • NAS midmarket: En este caso se habla de empresas que requieren cientos de terabytes de almacenamiento. Son necesarios varios dispositivos de NAS.
  • NAS de escritorio: Dirigido a pequeñas empresas y hogares que necesitan almacenamiento compartido local. Actualmente se tiende a un almacenamiento NAS en la nube.

Algunos dispositivos NAS ejecutan el sistema operativo, por ejemplo el de Microsoft Windows y otros pueden ejecutar el SO del proveedor.

Empresa de almacenamiento en la red

El almacenamiento directo o DAS

Existe otro sistema de almacenamiento que es directo conocido como DAS. Este es el almacenamiento en un dispositivo que no está en la red. Se accede a los archivos mediante una conexión directa y el usuario debe tener acceso físico al lugar en el que se almacenan los archivos. En esto radica la diferencia con respecto a NAS.

Almacenamiento de bloques SAN

SAN es una red de área de almacenamiento  que lo organiza en forma de alto rendimiento. La diferencia con NAS es que esta controla la entrada y salida de archivos individuales, mientras que SAN administra dicha entrada y salida entre bloques contiguos de datos.

Hoy en día se tiende a combinar NAS y SAN para permitir que bloques y archivos puedan consolidar datos en el mismo tipo de almacenamiento facilitando la labor de las empresas.

Los sistemas de almacenamiento NAS y SAN con RAID hacen que la empresa sea eficaz y moderna en el área de la información. Aratecnia piensa en todo ello y aporta la arquitectura necesaria a las empresas para que sean eficientes y seguras. Entra en nuestra web o ven a vernos y te explicaremos lo necesario.