Es necesario asegurar las cámaras en nuestros ordenadores

El portátil es una herramienta de trabajo clave en la actualidad y la posibilidad de hacer videoconferencias ahorra costes y tiempo. Pero las webcams también suponen un riesgo para la seguridad.

webcam-tapada

En su día, se vio una imagen de Mark Zuckerberg en su despacho de Facebook y en ella podía apreciarse que tenía la webcam tapada. También el director del FBI reconoció que cubría la pantalla de su portátil como medida de seguridad.

La pregunta, entonces, es: ¿pueden espiarnos por nuestra webcam? El experto en tecnología Carlos Hergueta afirma que “sí, nos pueden ver a través de las cámaras de nuestros ordenadores. Es un hecho”. Existen decenas de estudios que detallan cómo los ciberdelincuentes pueden espiarnos de esta manera.

Chema Alonso, experto en ciberseguridad, dice que no hay que fiarse de que nunca vas a ser espiado, de que tu casa o tu empresa no son de interés para delincuentes. Al contrario, cuanto menor es la seguridad, mayor el atractivo por entrar en el ordenador. De hecho, en 2013 un espía se hizo con el control de los ordenadores de cientos de sus vecinos en Zaragoza, a los que su grabó la vida íntima.

Este tipo de grabaciones son compartidas en foros y también vendidas, pues se hace negocio con las imágenes y vídeos robados a personas en sus casas. A veces, se utilizan como arma para acosar a amigos o trabajadores.

También en nuestras empresas corremos el riesgo de ser espiados. A través de los llamados RATs (Remote Administration Tools), es posible acceder de forma remota a nuestro ordenador y controlar nuestra webcam sin que lo sepamos. Una reunión, una conversación confidencia puede ser objeto de ataque y poner en un compromiso a nuestra compañía.

La idea de estos RATs es captar todo tipo de imágenes y chantajear a las víctimas para no difundir el contenido del audio y el vídeo.

Una pegatina es suficiente

Existen diferentes soluciones para mejorar la seguridad en el entorno de trabajo, en relación a las webcams. La más sencilla es tapar la webcam con una pegatina. Los fabricantes han diseñado multitud de versiones para tener seguridad con un toque de diseño o profesionalidad.

También existen dispositivos que se conectan al ordenador e inactivan la cámara. Están diseñados especialmente para salvaguardar la seguridad de los niños.

Sea cual sea el sistema utilizado, desde Aratecnia recomendamos siempre cubrir la webcam y utilizar antivirus y cortafuegos como medidas mínimas para descubrir si alguien trata de espiarnos.

Si buscas mejorar la seguridad de tu empresa, puedes contactar con nosotros para darte un análisis y un presupuesto sin compromiso.