Medidas de seguridad para proteger los equipos informáticos en los negocios 

Si hemos hablado de las amenazas que se ciernen desde la red contra los sistemas que tienen la información almacenada de una empresa, vamos a intentar que estas no lleguen nunca a alterar el buen funcionamiento de los mismos. 

Poner un antivirus potente.

Es lo primero que se debe instalar en un ordenador después del sistema operativo. Por lo tanto, en una organización en la que la información que se guarda es vital (datos como nombres, apellidos, proveedores, nóminas, NIF, CIF, facturas, etc.) para el buen funcionamiento de ella, esto debe ser prioritario. 

Antivirus, firewall: Protección para los equipos de empresa

La protección contra virus, spyware, etc. es indispensable. Si hay varios equipos informáticos, con uno solo desprotegido, la seguridad de toda la empresa está en peligro. 

Un firewall que proteja la red privada.

No solamente esto, además que cifre la información que se vaya a enviar por la red, de lo contrario cualquiera podría curiosear a través de los dispositivos conectados a la misma. 

Proteger la wi-fi.

Mediante una contraseña adecuada. Si existen usuarios que vayan a tener acceso a la empresa, será preciso crear una red de invitados. 

Es necesario ocultar la SSID, de tal manera que será preciso conocer su nombre para conectar por primera vez con la misma. Otra medida de seguridad en este sentido es permitir el acceso a través de una dirección MAC, así solo podrán conectarse dispositivos que estén identificados por su dirección. 

Usar siempre que sea posible conexiones seguras.

Lo ideal sería usar siempre que se está fuera de la red corporativa conexiones a VPN, porque las redes wi-fi abiertas suelen ser poco seguras y al conectar el portátil a una de ellas se puede infectar. 

Es mejor utilizar la conexión de datos del smartphone que conectar un ordenador a la red pública. 

Tener los equipos actualizados.

Tanto el sistema operativo como las aplicaciones usadas en la empresa deben estar debidamente actualizadas, con los parches de seguridad necesarios y, por supuesto, el antivirus con la última versión. 

Utilizar unas contraseñas seguras.

Usar símbolos, caracteres, números…de forma aleatoria para que sea más difícil acceder a ellas. No pueden ser nombres de parientes o cadenas de números que sean fáciles de recordar y, por lo tanto, de deducir. 

No instalar en los equipos informáticos programas desconocidos.

No se pueden descargar páginas sospechosas o que no se sepa de dónde proceden, ni aplicaciones, ni programas, porque pueden contener softwares maliciosos. 

Configurar un bloqueo de ordenador.

Al levantarse de la mesa el usuario de un equipo de la empresa está dejando a la vista de cualquiera todo el trabajo que se está llevando a cabo. Es preciso configurar un sistema para que cuando se lleve un tiempo sin usar, se bloquee la pantalla y exija de nuevo la contraseña. 

¡Cuidado con las redes sociales!

Es necesario pensarse dos veces lo que se sube a una red social antes de hacerlo, no vaya a ser que se desvele más de lo necesario. 

Prudencia cuando se conecten discos externos o memorias USB a los equipos.

Sobre todo, que no se ejecuten nunca automáticamente sin haber sido antes examinados por el antivirus.  

Controlar quién accede a los ordenadores de empresa. 

Nadie que no sea las personas autorizadas debe acceder a los equipos informáticos de la empresa, ni hijos, ni terceros. 

Hacer un buen uso de la nube.

Los servicios on line están de moda y son perfectos porque evitan muchos problemas que pueden suceder si la información solo se queda en el ordenador (averías, pérdidas, virus…). 

Para no correr riesgos, es bueno saber qué empresa on line es la que se va a emplear, usar unas buenas contraseñas, conectarse desde un lugar seguro, etc. 

Vigilar los dispositivos móviles.

Son carne de pérdida, susceptibles de robo. Los móviles, tablets… además son auténticos ordenadores debido a la cantidad de información que guardan. 

Si se extravían, cualquiera puede tener acceso a los datos de la empresa e incluso a los de la vida personal de quien sea. No se pueden perder de vista en ningún momento. 

Hacer copias de seguridad.

En todos los equipos del negocio se deben hacer copias de respaldo con los datos más importantes. 

Usar el sentido común antes de empezar.

Muchas veces la persona es la causante de los problemas informáticos que se producen, por lo tanto, es bueno pensar antes de actuar y hacer las cosas bien. Diseñar una contraseña segura y difícil de recordar es más complicado que poner cualquier cosa, pero todo es en aras de la seguridad, etc. 

En Aratecnia nos ocupamos de instalar equipos informáticos para empresas y le asesoramos sobre la seguridad de ellos. Estamos a su disposición en nuestra web, mándenos un correo o llámenos.